• Portada Blog
  • Contacto

miércoles, 24 de marzo de 2010

Decoracion oriental

La decoración oriental, ha ido calando poco a poco, en el mundo occidental, debido a la practicidad, simpleza y organización que ofrece este estilo.

Este tipo de decoración ofrece una gama inmensa de posibilidades, pues maneja muy bien todo tipo de materiales, como una gran gama de colores en sus tonos más conservadores.

Las velas, las mesas pequeñas, los muebles rectos y bajos, la losa simple y pequeña, blanca o negra, limpia o con diseños ornamentales, así como pisos siempre limpios, cuadrados, diseñados y lisos, son algunos de los elementos que nos proporcionarán un espacio, donde podremos alcanzar una relajación máxima.

Por ello, para definir claramente el estilo oriental, debemos tener en cuenta estas observaciones:

- Un estilo oriental, estará definido siempre por la incorporación de figuras orientales en cualquier parte de la decoración. Estas pueden ser pequeñas, grandes, con una gama de colores que van del naranja claro hasta el último tono del negro y sus diferentes matices.

- Los muebles juegan un papel primordial en una decoración con estilo oriental. Estos siempre deberán ser amplios, respetando siempre una altura baja, y guardando observancia al orden y elegancia. No habrá de ninguna manera, abarrotamiento de objetos.

- Los ambientes siempre deberán ser amplios, luminosos, sin muchos objetos decorativos, pues lo que se busca, es el equilibrio.

- La diferenciación de las áreas sociales de las familiares son muy marcadas, por ello, el orden impera en un estilo oriental.

- La practicidad reinará en el estilo oriental, por tanto, se sacrificará en muchas ocasiones el confort, por la búsqueda del equilibrio entre el espacio y tiempo.

- Esta decoración es sumamente económica y pueden aplicarse todo tipo de materiales, pero, hay una mayor preferencia por el uso de la madera, por sobre otros materiales, como el acero y la piedra.

0 comentarios:

Publicar un comentario